¡Siembra Plantas y Cosecha Felicidad!: Plantas que Atraen Aves. Parte 3

»Mira profundamente dentro de la naturaleza, y entonces comprenderás todo mejor.» Albert Einstein

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Paisaje en Monserrat de Coronado.

Todos tenemos uno o varios sitios especiales. Para mí son los bosques. Sin ninguna pena puedo afirmar que son como mis templos. Quienes me conocen y he tenido la oportunidad de conversar, saben que caminando resuelvo mis problemas internos, organizo mis ideas y encuentro la inspiración necesaria para seguir día a día aprendiendo, descubriendo y dándole sentido a mi vida. Pienso que de alguna manera todos buscamos espacios naturales para despejar nuestra mente del trajín diario ya sea durante nuestras vacaciones, fines de semana, etc.

Para los que vivimos en sitios urbanizados, no tengo duda que a través del arbolado urbano (en plazas, parques, jardines, orillas de caminos, entre otros) nuestras ciudades y pueblos pueden convertirse en lugares no solo más amigables para la fauna silvestre,  ¡Para sus habitantes humanos también! No sé si alguno de ustedes que está leyendo esto ahora, le ha pasado que en medio de la ciudad un impresionante árbol les ilumina la vista y rompe con la monotonía del paisaje… Pues a mí sí, y cada vez más veces me siento como que ese árbol, arbusto o enredadera amablemente me saluda como diciendo: »Esoooo» como en muchos pueblos rurales de nuestro país, contagiándome de alegría.

Al sembrar plantas hacemos nuestros espacios más diversos, más alegres, más interesantes y amenos para los humanos y animales silvestres.

1. Ortiga (Urera spp.)

35793643562_3f931b15f8_o

Jilguero (Myadestes melanops) en Urera verrucosa.

Las reconocidas ortigas son plantas que aunque posean estructuras que como su nombre lo indica son bastante urticantes y dolorosas cuando las tocamos, son sumamente apetecidas por aves muy llamativas y sin duda una opción muy recomendada para nuestros jardines de aves (Simplemente informemos a los visitantes de no tocar dicha planta 😉 ). En Costa Rica se conocen 9 especies de Urera, las cuales son fáciles de encontrar de áreas abiertas, perturbadas, bosques secundarios y ribereños entre los 0-2600 msnm.

Por algún tiempo he venido documentando las aves que logro observar comiendo de sus llamativos frutos con coloraciones rojas, naranjas o moradas (dependiendo de la especie) algunas de ellas son el Yigüirro collarejo (Turdus assimilis), Jilguero (Myadestes melanops), Rualdo (Chlorophonia callophrys), Barbudo Cabecirrojo (Eubucco bourcierii), Cocora (Semnornis frantzii), Sinsontes (Saltator spp.) Tangaras (Tangara spp.), entre otros. Incluso este año pude observar hasta un macho de Quetzal (Pharomacrus moccino) bajando a los estratos bajos del bosque y arrancar algunos frutos de U. verrucosa, en las zonas altas de la Zona Protectora Río Tiribí.

2. Guacamayo (Bocconia frutescens)

IMG_20170724_173011

Bocconia frutescens a la orilla de una quebrada en Cedros, Montes de Oca.

Este arbusto de la familia Papaveraceae mide hasta aproximadamente 5-8 m de alto y posee una amplia distribución alrededor de nuestro país. Sus características hojas grandes y lobuladas siempre me han recordado a la famosa planta »Fruta de Pan», una planta que se cree originaria de la zona de Nueva Guinea e introducida a Costa Rica por inmigrantes jamaicanos posiblemente entre finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX, la cual actualmente es muy cultivada en el Caribe costarricense como fuente de alimento y planta ornamental. A pesar de su parecido a simple vista, no debemos confundirlas.

El Guacamayo presenta una buena cantidad de flores blancas dispuestas en racimos que atraen variados grupos de abejas y otros insectos, que a su vez representan un banquete para aves insectívoras. Además, los abundantes frutos de color azulados son una buena fuente de alimento para aves omnívoras y frugívoras. Para nuestra alegría, esta es una planta de fácil crecimiento ideal para jardines, orillas de caminos, potreros, parques y áreas en regeneración. Prefiere crecer en campos abiertos, sin embargo, no tiene problema de ser sembrado en sombra con luz indirecta. Se reproduce por semillas que pueden ser colectadas fácilmente en muchos sitios del país entre los 50-3200 msnm, tanto en la vertiente Pacífico como Caribe.

3. Muñeco (Cordia eriostigma)

2

Tangara Veranera (Piranga rubra). Fotografía por Wilfredo Villalobos de Cabuya Birdwatching.

Este magnífico y lastimosamente poco conocido árbol de 10-15 m de altura se distribuye especialmente en los bosques húmedos de la vertiente Pacífica entre los 0-1700msnm. Este es un árbol al que le tengo gran aprecio ya que cuando empecé a pajarear muchas de las aves que observé por primera vez las encontraba perchadas o comiendo en algunos de los Muñecos que hay cerca de Sabanilla en el Campus de la UCR, las Instalaciones Deportivas, el Parque de Sabanilla e incluso en el cajero del banco frente a la UNED. Algunas de las aves que recuerdo haber conocido en estos árboles son la Tangara Veranera (Piranga rubra), la Lechuza Estriada (Pseudoscops clamator), el Cacique Veranero (Icterus galbula) y el Gavilán Colicorto (Buteo brachyurus), los cuales ya sea por sus colores o impresionate tamaño y forma nunca dejan de sorprenderme.

A la distancia este árbol se reconoce fácilmente por su copa claramente estratificada, la cual durante la época seca se cubre de miles de flores pequeñas, blancas y con un agradable aroma. Sus frutos cuando maduran toman una coloración naranja-rojiza muy llamativa para aves residentes y migratorias. Esta especie es posible encontrarla en viveros o reproducirla por medio de semillas. Recomiendo sembrarlo en sitios con buen espacio ya que sus raíces pueden deformar aceras o estructuras.

Una reflexión final…

35420485491_1e649609d0_o

Paisaje en el Parque Nacional Chirripó.

Los bosques tropicales como los que tenemos el placer y honor de que nos rodeen aquí en Costa Rica, son como diría el Dr. Alexander Skutch »la máxima expresión del poder creativo de la naturaleza», si bien, hemos acabado con gran parte de ellos por nuestra terrible relación basada en el poco entendimiento que tenemos sobre ellos, aún podemos hacer mucho por rescatar la salud del ambiente en nuestro país: Cambiemos nuestros hábitos de consumo, redefinamos nuestras necesidades, involucrémonos en nuestros gobiernos locales y grupos comunales, apoyemos iniciativas de voluntariado a través de universidades, ONG y cientos de grupos independientes convencidos de que en el futuro las siguientes generaciones podrán conocer, apreciar y estudiar la infinita belleza de los bosques y los ecosistemas no solo de Costa Rica, sino del mundo.

¡Saludos y buenas siembras!

 

 

 

3 comentarios en “¡Siembra Plantas y Cosecha Felicidad!: Plantas que Atraen Aves. Parte 3

  1. Pingback: SAO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s